top of page

Medidas preventivas COVID-19 para usuarios de gafas y lentes de contacto

El nuevo coronavirus SARS-CoV-2 es un nuevo tipo de coronavirus que puede afectar a las personas y se ha detectado por primera vez en diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, en China. Todavía hay muchas cuestiones que se desconocen en relación a la enfermedad que produce: COVID-191.

Parece que la transmisión es por contacto estrecho con las secreciones respiratorias que se generan con la tos o el estornudo de una persona enferma. Estas secreciones infectarían a otra persona si entran en contacto con su nariz, sus ojos o su boca. Parece poco probable la transmisión por el aire a distancias mayores de 1-2 metros2.

Estas secreciones respiratorias que contienen el virus pueden permanecer en superficies determinadas una cantidad variable de tiempo dependiendo del tipo de superficie, de la concentración del virus, la temperatura y la humedad. Picaportes, pasamanos de escaleras, barras de autobús o metro, carritos o cestas de supermercado, cristales de puertas, botones de ascensores y teclados, entre otros, son fuente potencial de contagio.

Un estudio publicado en ‘The New England Journal of Medicine’ asegura que el virus puede mantener su poder infeccioso por horas e incluso días en superficie inanimadas. En el acero inoxidable y el plástico, según el estudio mencionado, el virus sobrevive y conserva su capacidad infecciosa hasta por tres días3.

Tomando como referencia todos estos datos, para incrementar nuestras de medidas de prevención, cabe recomendar:

  1. Para la población en general, hay que evitar tocarnos la boca, nariz u ojos después de haber tocado cualquier superficie que haya podido estar expuesta al contacto o respiración de otras personas potencialmente contagiadas y lavarse las manos frecuente e intensamente con agua y jabón o desinfectarlas con geles hidroalcohólicos o alcohol/etanol al 70%.

Si usamos guantes desechables, tener la precaución de no tocarnos la cara con los guantes y quitárselos de forma apropiada sin tocar las zonas de riesgo.

  1. Para los usuarios de gafas, aunque el riesgo de contagio por esta vía es mínimo, es recomendable limpiarlas después de haber estado expuesto a las secreciones respiratorias de otras personas o haberlas tocado después de palpar superficies expuestas:

  2. Lávate previamente tus manos con agua y jabón o con gel hidroalcohólico.

  3. Moja las gafas bajo un flujo suave de agua tibia del grifo y aplica una pequeña dosis de jabón neutro en cada lente y en algunas zonas del armazón.

  4. Evita limpiarlas con alcohol, acetona o productos disolventes ya que dañan la montura y deterioran las superficies de los lentes.

  5. Frota suavemente, durante unos 50-60 segundos, ambos lados de las lentes y todas las partes del armazón y enjuágalas con agua para eliminar los residuos.

  6. Seca los lentes, el armazón y las bisagras con un paño limpio de algodón sin pelusas, microfibras, kleenex o pañuelos de papel y al terminar, desinfecta de nuevo tus manos.

  7. Para los usuarios de lentes de contacto, hemos de constatar que la utilización de estas sigue siendo una forma segura y muy eficaz de compensar los defectos de visión.

A pesar de informaciones erróneas que circulan, considero que, si no nos tocamos los ojos, puede ser dificultosa una infección viral como esta, a través ocular, para los usuarios de lentes de contacto si no se está en contacto con personas, superficies o lugares de riesgo.

Estas informaciones recomiendan que aquellas personas que usan lentillas, utilicen todo el tiempo posible sus gafas y se basan en un estudio publicado en la revista Journal of Hospital Infection que pone de manifiesto que el virus es capaz de sobrevivir hasta cinco días en el caucho de silicona, material empleado en la fabricación de muchas lentillas, aunque no está demostrado científicamente la supervivencia en las lentillas propiamente dichas.

De todas formas, en periodos de riesgo infeccioso vírico como este de pandemia:

  1. Lava siempre intensa y minuciosamente tus manos con agua y jabón antes de poner y retirar tus lentes de contacto o tocar el portalentillas o el bote de lentillas y sécalas preferentemente con toallas de papel desechables.

  2. Frota y enjuaga las lentes siempre al quitarlas con tu producto recomendado antes de guardarlas en el portalentillas.

  3. Cambia diariamente el producto desinfectante de conservación del estuche de tus lentes quincenales, mensuales o trimestrales. Además, puedes optar por la desinfección con productos específicos de peróxido de hidrogeno al 3% para lentes de contacto.

  4. Usa lentes de contacto desechables diarias y tíralas cada noche, dado que son más higiénicas y no requieren mantenimiento por la noche, reduciendo el riesgo de contagio.

  5. Si tienes síntomas de conjuntivitis, retira y desecha a la basura las lentes que tengas en uso y no vuelvas a usar unas nuevas hasta la total curación.

Implementar medidas preventivas es nuestra mejor defensa contra esta infección. Quédate en casa y toma todas las precauciones de cuidado y desinfección recomendadas por las autoridades sanitarias.

1-2.- Ministerio de Sanidad. SECRETARIA GENERAL DE SANIDAD. DIRECCIÓN GENERAL DE SALUD PÚBLICA, CALIDAD E INNOVACIÓN. https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/20200317_Preguntas_respuestas_2019-nCoV.pdf

Jorge L. Maguilla Aguilar

Óptico-Optometrista

Colegiado COOOA 3.337

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page